La primera cuponera de tecnología de Latinoamérica

Compunera es un sitio de descuentos que conecta a compradores y comercios a través de su sitio web y otras plataformas de acceso con propuestas diarias productos electrónicos y tecnológicos o servicios relacionados con los mismos para que puedas disfrutar en su ciudad.

Las propuestas invitan a conocer productos nuevos y servicios de ultima generación para que nunca estés desactualizado en esta nueva era digital. Desde una netbook por $990 (en vez de $2100), PC Armadas por $950 (en vez de $3800), Gps por $659 (en vez de $1109) hasta servicios técnico de PC a domicilio o cursos en informática, entre otros excelentes descuentos para disfrutar.

Productos electrónicos, tecnológicos, cursos y servicios técnicos son algunas de las opciones que Compunera le acerca a sus miembros, generando un vínculo donde todos ganan: el Cliente, que ahorra dinero y accede a un nuevo espacio; y el Comercio, que logra llegar a una mayor cantidad de público, haciendo más efectiva su inversión.

A través de Compunera podes ingresar a un universo de grandes ventajas en valor y calidad. Todos los días enviamos a nuestros miembros un e-mail con la propuesta del día, con importantes descuentos en locales exclusivos, que buscan darse a conocer o destacarse en ocasiones especiales. Siempre estamos tratando de ofrecer cupones de los productos que más se venden en el mercado, para poder satisfacer la demanda cuando buscan algo específico.

logo

Iluminación gratuita y ecológica: el invento de la bombilla más barata del mundo

bombilla

La «botella de la luz» es un invento de Alfredo Morser, un mecánico brasileño que consigue hacer brillar una botella sin necesidad de utilizar la electricidad.

Alfredo Moser es un mecánico brasileño que tuvo una idea especialmente brillante en el año 2002, después de sufrir uno de los frecuentes apagones que afectaban a Uberaba, la ciudad en la que vive al sur de Brasil.

En los últimos dos años, su idea llegó a diferentes partes del mundo. Y se tiene previsto que su sistema se implemente en un millón de hogares a principios de 2014.

El ingenio es sencillo y al alcance de cualquiera: una botella de plástico de dos litros llena de agua a la que se añade algo de cloro para preservarla de las algas. La botella se coloca en un agujero del tejado y se ajusta con resina de poliéster.

¿El resultado? Iluminación gratuita y ecológica durante el día, especialmente útil para chabolas y construcciones precarias que apenas tienen ventanas.

En función de la intensidad del sol, la potencia de estas bombillas artesanales oscila entre los 40 y los 60 vatios. “Es una luz divina. Dios hizo el sol para todos y su luz es para todos”, señala Moser en declaraciones a la BBC. “No te cuesta un céntimo y es imposible electrocutarse”.